visitas totales

martes, 16 de septiembre de 2014

MOSQUERA Y ADRIAN CUMPLEN





FUENTE : david marin ; marca

Si hay una posición que le está dando quebraderos de cabeza a Fran Escribá en las primeras semanas de competición, esa es la del mediocentro. El técnico contaba el año pasado en esa zona con hasta seis futbolistas de diversos perfiles. Esta temporada han llegado los famosos recortes y, lo que es peor, el Elche se ha quedado sin un jugador de perfil defensivo.

Ante esta circunstancia, Escribá alineó en el debut liguero al central José Ángel como stopper en el Camp Nou. La prueba no salió bien, pese al empeño del canterano. El Barça acabó derribando ese plan y el técnico no insistió en él.

En las otras dos jornadas le ha dado el mediocampo a Mosquera y a Adrián, dos de las caras nuevas del equipo. Un doble pivote jugón, teóricamente sin el músculo o el físico que aportaban el curso pasado Rubén Pérez y Carlos Sánchez.

Escribá suspiraba en el mercado estival por Cañas, que al final se fue al Espanyol. Ahora, el técnico ha apostado por Mosquera y Adrián y el experimento está siendo exitoso. Una de las claves de este doble pivote es que ambos se complementan en las dos funciones básicas que deben realizar: creación y destrucción.

Vistos por separado, nadie apostaría por Mosquera o Adrián como el típico mediocentro defensivo. Sin embargo, ambos destacaron en esa faceta tanto contra el Granada como frente al Rayo. Mosquera se ha puesto los galones para liderar al equipo franjiverde. Pide el balón, no se esconde, trata de combinar con sus compañeros y no da un pelotazo sin sentido. Además, frente al Rayo pudo estrenar su cuenta goleadora en Primera.

Quizá el rendimiento que más ha sorprendido en estos dos partidos ha sido el de Adrián. El 8 franjiverde ha sido un ejemplo de equilibrio y compenetración con su compañero. Ha sabido renunciar al rol más protagonista que tenía en edades juveniles y cada vez es más habitual verle fajarse en ayudas a los centrales y los laterales.




No hay comentarios:

Publicar un comentario