visitas totales

domingo, 11 de marzo de 2012

El Valladolid gana al Elche 1-2


El Valladolid se llevó los puntos del Martínez Valero con todo merecimiento, ante un Elche que no ha sido el de otras jornadas, que ha dado muchas facilidades en defensa y que acabó sucumbiendo por 1-2.

El partido arrancó con el Elche dominando al Valladolid, aunque ese dominio, pese al empeño mostrado por Kike Mateo y Jordi Xumetra, no se transformó en ocasiones de peligro ante el portal de Jaime, que apenas tuvo trabajo en el primer cuatro de hora.

Los ilicitanos, pese a llevar la iniciativa ante un Valladolid que jugaba al contragolpe, no tenían salida de balón y no encontraban huecos por los que entrar en la poblada y ordenada defensa valisoletana, que se limitaba a jugar fácil para desbaratar las llegadas locales.

En el añadido de la primera parte, Nicki Bille arrancó desde su campo, superó a su marcador, se fue en carrera, quebró a Jesús Rueda y se plantó ante Jaime al que batió de tiro raso y ajustado al poste izquierdo (0-1).

El equipo visitante retomó el partido con la fijación de buscar el empate y, en el primer minuto, tras un saque de córner, pudo conseguirlo, merced a un remate de Jesús Rueda, que Juan Carlos, a una mano, mandó a córner, cuando el balón se colaba por la escuadra derecha.

El Valladolid adelantó líneas y a los 54 minutos, con la defensa ilicitana descolocada, Javi Guerra batió a Juan Carlos de remate raso al que no pudo responder el portero local.

En el 58, Bueno pudo hacer el segundo para su equipo, pero llegó tarde a un remate franco y con el portero ilicitano fuera de sitio.

Los visitantes, mejor físicamente y más metidos en el partido, se fueron a por la victoria, ante un desdibujado Elche, que no encontraba su sitio y que daba excesivas facilidades en defensa, lo que obligó a Juan Carlos a trabajar a destajo.

En el minuto 83, Javi Guerra, tras otro error defensivo de los locales, pudo marcar el segundo gol para su equipo, pero su remate se estrelló en el larguero. Sisi, en el 86, solo tuvo que empujar bajo palos un balón suelto que nadie acertó a despejar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario