visitas totales

martes, 10 de enero de 2012

Sepulcre y Bordalás, solución salomónica



FUENTE: diario informacion


 El presidente del Elche, José Sepulcre, habló ayer con José Bordalás después de que el pasado jueves el entrenador franjiverde dejara claro públicamente que no era momento para hacer cambios en la comisión deportiva, ante la insistencia del club en dar entrada en ella a Jesús de Huerta. El preparador franjiverde sostenía que con la llegada de otra persona se ponía en tela de juicio todo lo realizado hasta ahora por el director deportivo, Francisco Martínez, que a su juicio había sido una tarea "sensacional".
La charla entre ambos sirvió para limar asperezas y para tratar de no ir más allá en una situación que puede perjudicar al equipo, ahora que comanda la tabla clasificatoria de la Liga Adelante y aspira como el que más a luchar por el ascenso a Primera División después de la exhibición que dio el sábado en el estadio Pedro Escartín ante el Guadalajara.
Las declaraciones del entrenador sentaron bastante mal en el seno del club, pero con el paso de los días las aguas parecen volver a su cauce. Desde la entidad ilicitana existe ahora la idea de potenciar la figura de Francisco Martínez como director deportivo y de contar con Jesús de Huerta como colaborador. Una fórmula que hace unas semanas no era la prevista por los dirigentes del club ilicitano, que apostaban por situar a De Huerta por encima de Martínez en el organigrama de la dirección deportiva franjiverde, y que no tuvo el beneplácito de un técnico que entiende que el trabajo que ha hecho el actual director deportivo en las dos últimas campañas ha sido muy bueno.
Jesús de Huerta fue el anterior director deportivo de la entidad, llegó de la mano de José Sepulcre, pero el entonces consejero delegado franjiverde Juan Carlos Ramírez lo destituyó y creó una comisión deportiva en la que además del empresario vasco también estaban Francisco Martínez y José Bordalás. Entre los tres confeccionaron las dos últimas plantillas que ha tenido el equipo.
En sus declaraciones, Bordalás ya dejó claro que no tenía nada contra Jesús de Huerta y que independientemente de quién fuera el que entrara lo ideal es que se dejaran las cosas como estaban y que ahora lo importante es el equipo. Continúa pensando lo mismo, aunque el club parece que va a optar por tomar el camino de enmedio y tratar de que Jesús de Huerta no tape ninguna de las funciones que actualmente tiene Francisco Martínez.
Al entrenador no le han gustado todos esos movimientos alrededor de una persona de su total confianza, ni tampoco que el club no diera el visto bueno a una concentración que solicitó, para tres días, después de las vacaciones navideñas. Como trabajador del Elche es consciente de que debe aceptar lo manda desde dentro, pero no ha dudado en dar su opinión y salir en defensa de su director deportivo cuando se ha puesto en duda su trabajo.

Escenografía evidente
La plantilla del Elche entrenó ayer en el campo anexo al Martínez Valero y la mañana estuvo llena de detalles que denotaban que la relación entre José Sepulcre y el director deportivo Francisco Martínez no pasa por sus mejores momentos.
Martínez estuvo presenciando el trabajo del equipo desde primeras horas de la mañana. A mitad de sesión, llegó el director general, Tomás Alvarado, y se situó en el lado contrario. Seguidamente hizo acto de presencia el presidente José Sepulcre y se puso a seguir las evoluciones del equipo junto a Alvarado. Tuvo que ser Francisco Martínez el que se acercara ante los dirigentes para presenciar lo que restaba de entrenamiento junto a ellos.
Cuando los futbolistas que jugaron en Guadalajara se marcharon al vestuario y los reservas comenzaron a jugar un partido de entrenamiento, José Bordalás se encamino hacia los dirigentes y le estrechó la mano con José Sepulcre. Fue la antesala a una charla en la que se volvió a hablar de un tema que se pretende dejar zanjado desde dentro del club con el fin de no crear más polémicas.
Se entiende que ahora el equipo es lo más importante y que no vale la pena enzarzarse en batalla internas que puedan perjudicar el ambiente existente dentro del vestuario.
Este cuerpo técnico, que comanda José Bordalás, es el principal artífice de la marcha del equipo en esta Liga y en la anterior, en la que se rozó el ascenso, y todo lo que sea complicar su día a día van en perjuicio de la primera plantilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario