visitas totales

domingo, 21 de agosto de 2016

GRAN COMIENZO



FUENTE:  Monserrate H

El primer rayo de ilusión de la temporada se ha colado por la ventana del Elche. El estreno en competición del nuevo equipo de Toril resultó inmejorable ante un rival que pronto se bajó de la nube con la que completó en pretemporada. La Liga escribe otra historia y los tres primeros puntos ya están en el zurrón de los ilicitanos. Matilla ejerció de motor del equipo y movió las manijas del reloj de su equipo, escoltado por Mandi y Dorca. El Rayo se pasó de pesado con la pelota y actuó sin pegada, más allá del gran gol de Ebert. Faltó velocidad y profundidad para alegrar a los numerosos rayistas que se citaron en el Martínez Valero.

El partido pronto se puso de cara para el Rayo. Guerra y Ebert, pareja con aroma a Primera, se asociaron con un pase de tacón del delantero que el alemán, con la zurda y desde la frontal, cruzó imposible para Juan Carlos. Antes, el árbitro anuló un gol a Pelegrín por fuera de juego tras un centro desde el córner de Albacar. El balón parado fue vital para los locales. La igualada la peinó Josete en una falta lateral de Matilla, que antes del descanso volteó el marcador de penalti. Íñiguez cayó en el área junto a Guillermo, en otro centro de Albacar, y el árbitro dio motivos para el enfado rayista.

El Elche se resguardó bien para evitar las acometidas del Rayo. El esfuerzo hizo mella a medida que avanzó el encuentro y jugadores como Matilla o Albacar, con más de un año sin jugar, notaron el peso de los minutos. Sandoval señaló a las bandas, especialmente por la derecha de su ataque, para buscar la reacción con Lass y Ebert abiertos, pero su apuesta no surtió efecto. La ovación de la noche se la llevó Nino, cuando volvió con la camiseta del Elche en el minuto 80 para dar descanso al debutante Guillermo. El de Vera oxigenó en la recta final e hizo recordar a aquellas viejas tardes de Segunda. Lass tuvo el empate, pero a la fiesta local se sumó otro ex del Rayo: Juan Carlos. Los madrileños ya se han dado cuenta de que deberán sufrir para recuperar la categoría. Y al Elche aún no le da para soñar, pero los primeros puntos no se los quita nadie. Aún quedan 41 kilómetros por delante en la maratón de Segunda. Lo bueno acaba de empezar.

Sandoval: “Nuestro peor enemigo fuimos nosotros”
Este año va a ser muy competitivo. No hicimos las cosas bien como en pretemporada. Se nos pusieron las cosas de cara con el gol, pero no se puede permitir que en la siguiente acción nos empaten. Eso nos penalizó. El Elche fue lo esperado. Nuestro peor enemigo fuimos nosotros. Si lo mejor que tenemos es la rapidez por banda y las transiciones, en el Martínez Valero temporizamos mucho y fuimos previsibles. Hacer una buena pretemporada es positivo, no malo. Fran Beltrán, a sus 17 años, cumplió dignamente. Creemos en él y ha ido de menos a más. Hay que tratar las derrotas igual que las victorias. Al Elche esto le dará más confianza para construir el equipo porque los triunfos sirven para creer más en lo que se dice. La afición es la que ha ganado por goleada y estamos tristes por no darles una victoria. Ella es nuestro activo y nuestro generador.

Toril: “Esta es la idea de juego que buscamos”
No se puede tener mejor inicio: victoria, buen partido y ante un gran rival. Pese al gol mantuvimos la compostura y empatamos pronto. No recuerdo muchas ocasiones del Rayo. Guillermo nos aporta la profundidad que no tuvimos en pretemporada. Todo el equipo estuvo a un gran nivel. Esto es solo el primer partido y aún queda mucho. Ahora solo pensamos en el Girona. La idea de juego es la que veníamos buscando, saliendo desde atrás. Lo de Matilla es un logro para él. Nadie esperaba una recuperación tan rápida, aunque aún le falta un punto. La estrategia con él, Albacar, Pedro o Hervías será importante para nosotros. La afición va a más y se ha ido feliz. Este estadio huele a fútbol. Albacar ha notado el cansancio al final y Nino nos ha dado oxígeno, con mucho criterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario