visitas totales

sábado, 29 de septiembre de 2012

El Elche consolida su liderato ante un indolente Recreativo







El partido no pudo empezar mejor para los ilicitanos, ya que a los dos minutos y tras una jugada personal de Xumetra, que robó un balón en el centro del campo, Fidel remató, en el segundo palo para adelantar a los locales en el marcador.


Brozek pudo empatar en el minuto 9, pero su remate franco y a puerta vacía salió desviado, mientras que Pelegrín, en el 11, remató cruzado un saque de esquina que lamió el poste derecho.

Sin embargo, Matamala, en el 14, marcaría en propia puerta el segundo tanto local al desviar un remate de Fidel tras un saque de esquina, sin que Alejandro pudiera evitar que el balón entrase en su portería.

El Recreativo, lejos de acusar los goles ilicitanos, buscó acortar diferencias antes de irse al vestuario, mientras los locales, que eran dueños del centro del campo, llegaban con peligro al portal visitante, lo que contribuía a que hubiera alternativas en las áreas.

Los locales ampliarían su ventaja en el minuto 28 tras una jugada personal de Coro, que robó un balón en el centro del campo para irse en velocidad de su par y rematar, por bajo y cruzado al palo contrario, ante la salida de Alejandro.

El Recreativo retomó el partido con vocación ofensiva buscando acortar distancias en el electrónico, mientras que el Elche, que no pasaba apuros en defensa, dio un paso atrás para defender su renta y salir al contragolpe tratando de aumentar la diferencia.

Los locales pudieron aumentar su ventaja a los ocho minutos de la reanudación, pero Xumetra, Coro y Carles Gil estuvieron lentos a la hora de rematar ante la salida de Alejandro, permitiendo que Manolo Martínez abortase una ocasión clara de gol.

El partido, que estaba prácticamente decidido, decayó considerablemente y solo el Recreativo, que sigue sin ganar como visitante, ponía ganas para tratar de, como mínimo, dejar una buena imagen en el Martínez Valero.

Pelayo, con el tiempo cumplido, pudo hacer el cuarto gol local, pero Alejandro le adivinó la intención mandando a córner.

No hay comentarios:

Publicar un comentario