visitas totales

sábado, 21 de enero de 2012

El Elche pierde ante el Nàstic y se aleja de la zona de ascenso







FUENTE: diario informacion


El Gimnàstic de Tarragona consiguió los tres puntos que le permiten soñar en mantener un año más la categoría, al imponerse por 1-0 a un Elche que ha sido incapaz de puntuar desde que alcanzase el liderato.

Álvaro Rey, con su primer gol en partido oficial con el Nàstic, fue el gran héroe de un partido durísimo y con demasiada tensión.

El Elche, por su parte, cosecha su segunda derrota consecutiva que le desplaza de la zona de ascenso directo. Los de Bordalás más persistentes en la primera parte no supieron imponer su superioridad y lo pagaron con la derrota.

Empezó el partido con dominio insultante del equipo ilicitano. Tres ocasiones inmejorables en diez minutos pudieron sentenciar el partido. Perico fue el protagonista en las tres y sólo gracias a un extraordinario Rubén Pérez en la portería local impidieron lo que hubiera sido un jarro de agua fría para un Gimnàstic que no se encontraba en el campo.

Álvaro Rey produjo la primera ocasión para los locales. Corría el minuto quince pero sólo fue un espejismo. Los de Bordalás desquiciaban a la zaga de D'Alessandro pero no encontraban el camino del gol. Cuando todo apuntaba a que el Elche se adelantaría en el marcado, fue Álvaro Rey quien deshizo el empate al marcar gol (1-0), tras recoger un rechace de Juan Carlos, a disparo a bocajarro de Powel.

El Elche quedó cinco minutos aturdido tras el gol en contra. Los necesarios para tomar de nuevo las riendas de un partido excesivamente duro. Etxeita consiguió la igualdad, pero su tanto fue anulado por fuera de juego. Powel tuvo el segundo pero Albacar sacó la pelota en la misma línea de gol.

La segunda parte empezó con ocasiones por ambos lados. Powel y Linares no supieron materializar sus ocasiones. El primer cuarto de hora transcurrió con más nervios que juego. El Nàstic quería mantener un resultado que le permitiera soñar con continuar vivo en la competición y el Elche con la necesidad de igualar el partido para no cosechar su segunda derrota consecutiva.

Se desató Dani Abalo en el extremo. El jugador, que debutaba con el Nàstic, empezó a mostrar su talento y de sus botas nacieron las jugadas más claras del Gimnàstic. El Elche sin embargo no concedía respiro para los locales y devolvió cada una de las aproximaciones sin puntería. Los minutos pasaban y no se llegaba con peligro en las áreas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario