visitas totales

martes, 20 de diciembre de 2011

´Ojalá nadie rompa la unión que hemos creado en el vestuario´


FUENTE: diario informacion


El técnico franjiverde hace un balance de lo que ha sido un año 2001 que califica como "magnífico" y su principal objetivo es mantener "la gran unión" que hay en el vestuario. Para ello, cuando se le pregunta por posibles refuerzos le preocupa más del comportamiento personal que el deportivo. Como todos, sueña con conseguir algo grande, pero siempre con los pies en suelo y consciente de la dificultad que van a tener hasta el próximo mes de junio.

A nivel profesional, ¿está pasando las mejores vacaciones navideñas desde que es entrenador?
La verdad es que estamos muy contentos. A nivel profesional, hemos tenido un año 2011 magnífico. La pasada campaña nos quedamos a un gol de conseguir el ascenso a Primera División y el comienzo de esta temporada está siendo inmejorable. A pesar de todos los problemas que hemos tenido, con los traspasos, contar con un presupuesto reducido y los obstáculos que hemos encontrado en el camino, el equipo lo está dando todo y más no se puede pedir.
¿Había llegado alguna vez al descanso de Navidad como líder?
Alguna vez, pero nunca en Segunda División. Pero lo de ser líder no es una cosa que me preocupe y no le doy demasiada importante. Lógicamente me alegra, pero es la afición quien disfruta más de ver el equipo en lo más alto. Hay que tener claro que es una situación momentánea que puede cambiar en cualquier momento. No hemos llegado ni al ecuador de la competición. En Segunda División hay mucha igualdad y dos resultados malos pueden hacerte cambiar tu situación privilegiada. Estoy más contento por el trabajo del equipo que por la clasificación. Tenemos un grupo humano, desde jugadores, cuerpo médico, auxiliares y resto de cuerpo técnico fantástico. Somo todos una piña y esa es la clave de los éxitos que estamos consiguiendo. El liderato lo tenemos que disfrutar como profesionales que somos, pero, ahora mismo lo que me importa es que iniciemos el nuevo año igual, seguir creciendo y manteniendo la misma humildad, que es la palabra que más repito. El equipo lo tiene asumido.
¿Qué destacaría de la actual plantilla?
Que a nivel personal son un grupo sensacional. Luego, son efectivos en el trabajo y quieren crecer a nivel profesional. Estoy muy orgulloso de su comportamiento.
¿Y eso cómo se consigue?
Intentando que haya un buen ambiente en el vestuario. Siendo justos con todos, aunque unos pueden estar más contentos que otros en función si juegan más o menos. Pero lo que ven es sinceridad y que todos tenemos el mismo objetivo. Aquí no se trabaja para lograr objetivos individuales. Ellos lo captan y son buenos profesionales. Por ello ojalá nadie rompa la unión que hemos conseguidos hasta ahora en el vestuario.
Además se está demostrando que cualquiera puede jugar y quien entra lo hace igual o, incluso, mejor que el que estaba...
Hay un gran compromiso. No somos una plantilla que tenga grandes individualidades, pero es un grupo sensacional. Compensamos con ilusión la mayor calidad que puedan tener otros equipos.
¿Esperaba estar tan alto a estas alturas de Liga?
Uno, como profesional, siempre busca lo máximo. Soy una persona muy ambiciosa y aspiro a estar en lo más alto. Eso se lo transmito a mis jugadores, pero pienso en que somos el líder. Nosotros no nos marcamos objetivos a largo plazo. Siempre insisto en que hay que pensar sólo partido a partido y a corto plazo. Eso es lo que nos ha hecho estar donde estamos. Cuando comencemos el 2012 tenemos que seguir igual porque esa filosofía es la base de nuestro éxito.
Viendo como está la clasificación, ¿se está formando ya el grupo de seis o siete equipos candidatos al ascenso?
No hemos llegado ni a la mitad de la Liga. Lo repito siempre. De aquí al final pueden pasar muchas cosas. Entras en una racha mala de tres o cuatro partidos y te vas a mitad de la tabla clasificatoria. Hay está el ejemplo del Murcia que hace mes y medio estaba por encima nuestro y parecía que ya iba a ascender. Puede ocurrir cualquier cosa. No podemos sacar pecho. No hay que olvidar que somos un equipo que no tenemos un gran presupuesto. Lo que pido es que nos respeten las lesiones.
Pero no es casualidad que Celta, Valladolid y Elche, que la temporada pasada jugaron el "play-off" y los dos descendidos: Deportivo y Hércules estén arriba...
Quiere decir algo, pero, insisto, queda mucho. Algunos tienen presupuestos que triplican el nuestro. Si tenemos suerte y nos respetan las lesiones, estaremos peleando con más garantías que nadie. En Segunda División es difícil hacer dos temporadas buenas y desde que estoy yo lo estamos logrando hasta la fecha, pero igual que hay momentos buenos, pueden llegar los malos.
Por último, que mensaje le mandaría a la afición...
Darle las gracias por el comportamiento y reconocimiento a mi labor y a la de todo el equipo. Que pasen una feliz Navidad y tengan una buena entrada de año. Que sigan apoyando y mantengan la salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario